Etiquetas

, , , ,

Texto y video: Orlan Cazorla / Fotografía: Miriam Gartor*

foto1

Con motivo del Día de Acción Global por la Despenalización del Aborto que se celebra cada 28 de septiembre, se realizaron en la ciudad de Quito varias acciones organizadas por diversos colectivos feministas agrupados en la Coalición por el aborto libre, seguro, legal y gratuito.

El aborto en Ecuador es legal en dos supuestos: en el caso en que la vida o la salud de la mujer esté en peligro, o cuando el embarazo sea producto de una violación a una mujer con discapacidad mental – “idota o demente” -, como consta en el artículo 447 del Código Penal. El Comité del Pacto Internacional por los Derechos Económicos, Sociales y Culturales (PIDESC) de Naciones Unidas recomendó a Ecuador reformar el artículo del Código Penal relacionado con la penalización del aborto en casos de mujeres violadas, sin importar su condición mental. Además, el PIDESC solicita al Ecuador suprimir del Código Penal las palabras “idiota y demente” cuando se refiere a mujeres con discapacidad mental y/o psicosocial.

En la actualidad, la Asamblea Nacional se encuentra elaborando un nuevo Código Integral Penal y un Código Integral de Salud. Para muchas de las organizaciones de mujeres de Ecuador esto supone una oportunidad histórica para actualizar estas leyes, y permitir que todas las mujeres tengan la opción de interrumpir un embarazo en condiciones seguras y gratuitas. Según una encuesta nacional realizada en el año 2012 por el Frente Ecuatoriano por la Defensa de los Derechos Sexuales y Reproductivos-SENDAS con el apoyo técnico de CEDATOS, el 64% de la población ecuatoriana está de acuerdo con el aborto cuando el embarazo es producto de una violación o producto de un incesto. Además, el 60% está a favor en casos de malformaciones congénitas, el 66% por razones de salud de la mujer y el 75% cuando peligra su vida.

La alfombra roja de la Asamblea Nacional

Alrededor de un centenar de personas, la gran mayoría mujeres vestidas de rojo, marcharon en el día de ayer por la ciudad de Quito desde la Corte Constitucional hasta la Asamblea Nacional ecuatoriana. La marcha inició su corto itinerario en el Parque El Arbolito, en frente de la sede Constitucional. Durante el recorrido se escucharon consignas como “aborto ilegal, violencia estatal” o “aborto legal para no morir” ante las curiosas miradas de los transeúntes. En las pancartas que portaban se podían leer frases como “en mi cuerpo no hay vaticano que meta mano” o “cada cuatro minutos una mujer aborta en el Ecuador”.

foto2foto3En aproximadamente quince minutos la movilización llegó a las puertas de la Asamblea Nacional, donde alrededor de treinta policías les impedían el paso. En ese momento unas setenta mujeres vestidas de rojo se acostaron en el asfalto simbolizando una alfombra roja. “Nos pisotean nuestros derechos”, aseguraba una de las activistas.

foto4

foto5

A continuación, Nancy Carrión, vocera de la Coalición por el Aborto libre, seguro, legal y gratuito leyó el manifiesto. “Nos declaramos en desobediencia frente a toda ley que criminalice la voluntad y capacidad de cualquier mujer que, en uso de su conciencia y libertad, decida interrumpir un embarazo”.

Según Verónica Vera, de Salud Mujeres, aunque “el Estado continúe penalizando las decisiones de las mujeres, nosotras apostamos por trabajar por la despenalización cultural del aborto. De modo que las decisiones de las mujeres sean tomadas en contextos carentes de culpa, en contextos fundamentalmente que protejan su vida. Es la clandestinidad y la ilegalidad la que hace que las mujeres tengan que sufrir y enfrentar condiciones de inseguridad”. Vera aclara que, pese a las propuestas que se han realizado al Legislativo, “la acción de hoy es para solicitar el aborto legal para todas, sin condiciones, sin que necesariamente las mujeres hayan tenido que vivir una situación de violencia”. Entre cánticos y tambores concluyó la movilización en las puertas de la Asamblea Nacional.

El debate tendido en la calle

Dos decenas de personas acudieron en el día de hoy a la concurrida Plaza Grande para organizar varias acciones que generaron una gran expectación y algunas controversias. Frente al Palacio de Gobierno un grupo de mujeres colocó una pizarra en la que se podía leer la pregunta: “¿Qué piensas del aborto?”. Durante algunas horas la ciudadanía expresó su opinión con frases como “es mi derecho y es mi cuerpo, respétame” o “educación sexual para la juventud”. En otro espacio, dos chicas sostenían una cuerda de la que colgaba ropa interior femenina realizada con cartulinas, donde las personas podían dejar sus mensajes. “Derecho para decidir sobre nuestra vida” o “los derechos femeninos son derechos humanos” fueron algunas de las aportaciones de quienes se animaron a participar. Sin embargo, fue alrededor de la performance donde más debate se suscitó. Siete mujeres sosteniendo carteles y manchadas de sangre simbolizaban las condiciones de clandestinidad e inseguridad a las que se ven sometidas las mujeres cuando deciden abortar. Personas a favor y en contra debatieron acaloradamente acerca del aborto mientras se desarrollaba la acción junto al Palacio de Presidencial.

foto6

foto7

foto8

foto9

foto10

foto11

*Miriam Gartor (mirgartor@gmail.com) es ilustradora, fotógrafa e investigadora independiente. Participa en espacios ecologistas y feministas

Anuncios